Sites:   English   French   Spanish  

Declaración de fe

SUI Boys reading bibleLos que conformamos la familia de la Unión Bíblica alrededor del mundo aceptamos y proclamamos las verdades históricas de la fe cristiana, que incluyen:

 

a) Dios y la raza humana

Sostenemos que el Señor nuestro Dios es uno: Padre, Hijo y Espíritu Santo, y que cumple sus propósitos soberanos – en la creación, la revelación, la redención, el juicio y la venida de su reino – llamando a un pueblo que salga del mundo para estar unido a él y entre sí en amor.

Reconocemos que si bien Dios nos creó a su imagen y semejanza, otorgándonos dignidad y valor y dándonos la capacidad de responder a él, ahora somos miembros de una raza caída; hemos pecado y estamos lejos de su gloria.

Creemos que el Padre nos ha mostrado su amor santo al dar por nosotros a Jesucristo, su único Hijo, aunque debido a nuestra pecaminosidad y culpa estábamos sujetos a su ira y condenación; y creemos que nos ha mostrado su gracia al reconciliar a nosotros los pecadores con él cuando confiamos en su Hijo.

Confesamos a Jesucristo como Señor y Dios; como verdaderamente humano, nacido de la virgen María; como Siervo, sin pecado, lleno de gracia y verdad; como el único Mediador y Salvador, que murió en la cruz en nuestro lugar, nos representa ante Dios, nos redime del dominio, la culpa y el castigo del pecado; como Vencedor sobre Satanás y todas sus huestes, resucitó de entre los muertos con un cuerpo glorioso, fue llevado a estar con su Padre, y un día volverá personalmente en gloria y juicio para establecer su reino.

Creemos en el Espíritu Santo quien convence al mundo de culpa en cuanto al pecado, la justicia y el juicio; quien hace que la muerte de Cristo sea eficaz para los pecadores, declarando que ahora deben volverse a Cristo en arrepentimiento y dirigiendo su confianza hacia el Señor Jesucristo; quien a través del nuevo nacimiento nos hace participar de la vida del Cristo resucitado; y quien está presente en cada creyente, iluminando sus mentes para que comprendan la verdad de las Escrituras, produciendo en ellos su fruto, concediéndoles sus dones y dándoles poder para que sirvan en el mundo.

 

b) Las Escrituras

Creemos que el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento son inspirados por Dios ya que sus escritores hablaron de parte de Dios, dirigidos por el Espíritu Santo; por lo tanto son completamente confiables en todo lo que afirman y son nuestra autoridad suprema para la fe y para la vida.

 

c) La Iglesia y su misión

Reconocemos que la Iglesia es el cuerpo de Cristo, que está unida y crece en él, tanto como una comunidad total alrededor del mundo a la vez como congregación local en la que se reúnen los creyentes.

Reconocemos la comisión de Cristo de proclamar las Buenas Nuevas a todas las personas, haciéndoles discípulos y enseñándoles a obedecerle; y reconocemos el mandato de Cristo de amar a nuestro prójimo, lo cual trae como resultado el servicio a la iglesia y la sociedad, la búsqueda de que todos se reconcilien con Dios y con sus prójimos, la proclamación de la libertad de todo tipo de opresión y el difundir la justicia de Cristo en un mundo injusto hasta que él venga.

Esta declaración fue adoptada por el Consejo Internacional de la Unión Bíblica en Harare, Zimbabwe en mayo de 1985.